This is first homepage widget area. To customize it, please navigate to Admin Panel -> Appearance -> Widgets and add widgets to Homepage Column #1.
This is second homepage widget area. To customize it, please navigate to Admin Panel -> Appearance -> Widgets and add widgets to Homepage Column #2.
This is third homepage widget area. To customize it, please navigate to Admin Panel -> Appearance -> Widgets and add widgets to Homepage Column #3.

Tríos se pone

tríos se pone

Nos saludamos, nos sonreímos, nos pusimos al día en diez minutos y, al despedirnos, le di recuerdos para su novia Laura, que también era compañera de estudios.

Después de aquel encuentro, Carlos empezó a hablar mucho conmigo por Facebook. Laura y yo tenemos una relación abierta. Después del shock inicial y de someterle al tercer grado para asegurarme de que no mentía, me planteé la situación.

Lo cierto es que Carlos tenía su atractivo y me caía bien. Así que le seguí el rollo. Sí, lo habéis adivinado. Siempre había pensado en ello y no iba a rajarme ahora. Quedamos para cenar en casa de Carlos. Todas esas 'yo' que quise mostrarles esa noche. Bebimos hasta emborracharnos porque Laura se sentía intimidada, y yo empecé a dudar de si todo aquello había sido idea de ella y de la supuesta relación abierta que mantenían. La besé y duró cien años mientras Carlos nos miraba.

A veces ni siquiera estaba yo. Pero ni el sexo oral con Laura, descubrir nuestras entrepiernas, ni las mil posturas que repasamos a lo largo de la noche me hicieron sentir al día siguiente que aquello que había ocurrido había sido tan genial como el alcohol nos había hecho creer. Al menos, de momento. Y en esto, como en todo: Hay que hablar, poner de manifiesto nuestras voluntades, definir unos límites y atar todos los cabos que sean posibles.

Entre ellos, el del tercer partner in crime. Aquí también entran en juego, por supuesto, nuestra madurez sexual y la confianza que tengamos con nuestra pareja: Las presiones añadidas son uno de los principales fantasmas de los tríos.

Cuando no analizamos nuestro mundo emocional y creemos que con lo racional es suficiente podemos llevarnos un buen chasco al dar rienda suelta a nuestros deseos: O lo que es lo mismo: Como decíamos anteriormente, la confianza es la base, pero no solo en nuestra pareja: En definitiva, tener claras las reglas del juego y leerlas antes de la partida es fundamental de cara a un encuentro sexual afortunado, y una vez establecidas las normas, que el primero mueva ficha… evitando siempre, por supuesto, hacer trampas.

Todo en mí son grandes ideas.

...

Hoy hablaremos de hacer un trío. Si la relación va mal, el trío podría ser divertido pero NO tiene la función de sanar. Por favor, al tener ésta conversación, elige un espacio y momento adecuado , sin dramatizar, porque es un tema natural. Toca respetar su decisión y brindarle su espacio para que madure la idea. Este paso en vuestra intimidad no debe ser bajo presión o coerción. Si tu pareja en definitiva NO quiere, entonces mejor NO cumplir esta fantasía juntos. Pueden hacerlo de forma imaginaria, ustedes dos solos, en la intimidad de su habitación: Narren la historia como se les ocurra.

Pueden comenzar con aproximaciones sucesivas, es decir: Son 3 personas, que se emocionan, que se excitan y pueden pasar cosas que no estaban planificadas. Si alguno de los miembros de la pareja no se siente a gusto, puede detenerse e interrumpir el encuentro.

Ya conversaremos de esto en otro post. Usa los de colores y texturas para que intervengan como un juguete sexual, guarda los de sabores para el sexo oral y recuerda que brindan la seguridad de concentrarte en el placer porque te olvidas del riesgo a embarazos no planificados e infecciones de transmisión sexual.

Habíamos estudiado juntos pero hacía un par de años que no compartíamos clase y nunca habíamos tenido especial relación. Y entre toda esa multitud, su grupo de amigos y el mío se toparon por un segundo. Nos saludamos, nos sonreímos, nos pusimos al día en diez minutos y, al despedirnos, le di recuerdos para su novia Laura, que también era compañera de estudios. Después de aquel encuentro, Carlos empezó a hablar mucho conmigo por Facebook.

Laura y yo tenemos una relación abierta. Después del shock inicial y de someterle al tercer grado para asegurarme de que no mentía, me planteé la situación. Lo cierto es que Carlos tenía su atractivo y me caía bien.

Así que le seguí el rollo. Sí, lo habéis adivinado. Siempre había pensado en ello y no iba a rajarme ahora. Quedamos para cenar en casa de Carlos. Todas esas 'yo' que quise mostrarles esa noche. Bebimos hasta emborracharnos porque Laura se sentía intimidada, y yo empecé a dudar de si todo aquello había sido idea de ella y de la supuesta relación abierta que mantenían.

La besé y duró cien años mientras Carlos nos miraba.

Putas maduras culonas consoladores

Tríos se pone

Tríos se pone

Al menos, de momento. Bebimos hasta emborracharnos porque Laura se sentía intimidada, y yo empecé a dudar de si todo aquello había sido idea de ella y de la supuesta relación abierta que mantenían. Si tu pareja en definitiva NO quiere, entonces mejor NO cumplir esta fantasía juntos. El reto de conocer gente nueva. Pero ni el sexo oral con Laura, descubrir nuestras entrepiernas, ni las mil posturas que repasamos a lo largo de la noche me hicieron sentir al día siguiente que aquello que había ocurrido había sido tan genial como el alcohol nos había hecho creer. Acepto recibir novedades y noticias de Eslang y de su grupoy comunicaciones relativas a terceras empresas de estos sectoresincluido por vía electrónica. Si la leen, pongan especial atención a la pasión, tríos se pone, a la creatividad y a la intensidad de cada encuentro putas relax pequeña adolescente de los personajes.